Medicamentos para la fiebre en adultos

Aunque la fiebre pueda considerarse habitualmente un signo de enfermedad, en realidad supone una vía utilizada por el organismo para combatir elementos nocivos que pudieran ocasionar alteraciones importantes, por lo que en un principio, tras la observación de una elevada hipertermia no es prudente actuar con vehemencia para reducirla, sino que dejar evolucionar naturalmente el proceso febril puede resultar beneficioso.Lo más perentorio ante un estado febril es diagnosticar certeramente su etiología, que puede radicar en una infección, un proceso inflamatorio, necrosis de algún tejido o incluso un cáncer, al margen de otras causas menores también responsables de aparición de fiebre como coágulos venosos o reacción adversa a ciertos medicamentos.Estamos acostumbrados a tomar medicina cada vez que nos encontramos mal pero ¿qué hay de saludable en esta práctica?Existen algunas condiciones de nuestro cuerpo que pueden mejorar sin necesidad de tomar químicos y la fiebre es una de ellas.Lo mejor durante estos días es ayudar a que la energía de tu cuerpo se centre, esencialmente, en recuperarte y, por eso, no debes sobresaturarlo en otros aspectos como la alimentación o el ejercicio físico.El pollo, por ejemplo, es una opción muy nutritiva y baja en grasas (siempre y cuando se cocine al horno o a la plancha) y, por tanto, resulta un plato perfecto para llenar el cuerpo de vitaminas y minerales sin que nuestro estómago se resienta.Hay muchas situaciones que pueden conllevar al aumento de la temperatura de tu cuerpo como, por ejemplo, tener un resfriado, la gripe o, también, otras situaciones como estar muy cansado.

Sobre todo: el agua NUNCA debe estar fía del todo porque un cambio brusco de temperatura no es nada aconsejable, lo mejor es que se haga de forma gradual.Al cabo de los minutos, sácala y envuelve otras partes del cuerpo como es el cuello, los tobillos y las muñecas.Sobre todo es importante que solo tengas una parte del cuerpo humedecida para evitar que te enfríes demasiado; lo que buscamos es bajar progresivamente el calor de tu cuerpo.Una toalla húmeda también puede ser una buena técnica para bajar la temperatura.Tendrás que coger 1 toalla de las manos y remojarla en agua fría, escúrrela y envuélvela en la cabeza de la persona que está enferma.

Leave a Reply